Propuesta 24. ¡Los honestos somos más!

FOTOS-PLAN-24

Forjar una ciudadanía que viva la honradez, rechace la corrupción y respete el bien común

Nuestra Revolución Ética interpela y cuestiona la inmoralidad del capitalismo, su egoísmo, su ausencia de solidaridad y humanidad. Nuestra Revolución Ética propone unas condiciones en las que la política tenga como su centro a los seres humanos, no al mercado o al capital.  Creemos que en la conciencia revolucionaria del pueblo es donde tenemos que generar la Revolución Ética. Queremos un pueblo cada vez más consciente del significado de lo público.  Un pueblo que sienta que el Estado le pertenece como bien público; un Estado que no expulse a nadie, que no tenga preferencias. Un pueblo que no permita nunca más un Estado capturado por la banca o secuestrado por las empresas privadas o subordinado a los intereses extranjeros. Un pueblo vibrante y vigoroso, dispuesto a emprender la defensa ética de la Patria. Eso es lo que queremos y por eso luchamos.

La Revolución Ética se dibuja en la conciencia de las personas. La Patria necesita mujeres y hombres honestos, generosos, que luchen contra la codicia, el acaparamiento y los excesos. Proponemos una vida más solidaria, más equitativa, más incluyente.  Mujeres y hombres que no se dejen colonizar nunca más por el egoísmo del capital,  por las ambiciones desaforadas del individualismo del mercado. Mujeres y hombres que dejen atrás el pasado de despojo que excluyó y postergó a miles de personas. Mujeres y hombres que hagan un pacto con la ética, como fundamento de convivencia, que recuperen la memoria histórica. Mujeres y hombres orgullosos de la Patria del Buen Vivir, de la Patria honrada. Todo eso queremos para nuestra Patria que ahora nos mira con esperanza.

LINEAS DE ACCIÓN

•          Aumentar la confianza en lo público. Continuaremos en la construcción de instituciones transparentes y abiertas. La información debe ser pública, pertinente, ágil y oportuna. La información es un derecho del pueblo.

•          Profundizar la transformación del servicio público hacia la transparencia y la eficiencia en la gestión, mediante la formación permanente de servidores y servidoras públicos, la construcción y adecuación de la infraestructura pública, la dotación de recursos tecnológicos de punta, a fin de que preste servicios dignos a la ciudadanía.

•          Impulsar la ética laica en todos los niveles de educación.

•          Fomentar actitudes ciudadanas de honestidad, respeto al otro y a lo público, donde la “viveza criolla” sea la excepción y no la regla. Combatir la corrupción y la falta de ética desde sus distintos enfoques: ética pública, ética privada, bioética.  La falta de ética es un  problema social, económico y de conducta humana.

•          Desarrollar y fortalecer el servicio social y público voluntario para movilizar a la sociedad con la finalidad de lograr los objetivos y metas de la Revolución Ciudadana para alcanzar el Buen Vivir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 35propuestas, revolución ética. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s