Propuesta 19. ¡Vida libre de violencia y discriminación! Erradicar la violencia contra las mujeres

FOTOS-PLAN-19

Erradicar la violencia contra las mujeres, contra los niños, niñas y adolescentes, y luchar contra todas las formas de discriminación y de violencia. La indiferencia es complicidad

Ecuador es el segundo país latinoamericano, después de México, que ha llevado a cabo– por parte del Estado–, una encuesta nacional sobre violencia de género. Es un paso muy importante para poder actuar mediante la elaboración de leyes y políticas encaminadas a la erradicación de esta intolerable problemática. Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) de 2012, un 60% de las mujeres del país declara haber sido víctima de algún tipo de violencia de género en un momento de su vida. También es relevante el dato que asegura que una de cada cuatro mujeres ha vivido violencia sexual. Esta situación no puede quedar oculta por más tiempo tras las paredes de los hogares, y en el secretismo de la relaciones de pareja y/o familiares.

La erradicación de la violencia de género requiere de la aprobación de leyes y de la adopción de políticas para poder revertir la situación, además de un importante trabajo de sensibilización. Esta violencia tiene causas estructurales en la propia configuración patriarcal de nuestras sociedades. No podrá terminarse con ellas sin que exista un verdadero cambio cultural propiciado por modificaciones en las estructuras sociales, políticas y familiares. Mientras conseguimos estas transformaciones, cabe tomar medidas inmediatas para erradicar este problema y contribuir al bienestar y la garantía de libertad de muchas mujeres, y también de menores y de personas adultas mayores.

La Constitución es muy clara en este ámbito. El Artículo 66, numeral 3, apunta que se reconoce y garantiza a las personas: el derecho a la integridad personal, que incluye: a) La integridad física, psíquica, moral y sexual; b) Una vida libre de violencia en el ámbito público y privado.  El Estado adoptará las medidas necesarias para prevenir, eliminar y sancionar toda forma de violencia, en especial la ejercida contra las mujeres, niñas, niños, adolescentes, personas adultas mayores, transexuales, personas con discapacidad y toda persona en situación de desventaja o vulnerabilidad. Idénticas medidas se tomarán contra la violencia, la esclavitud y la explotación sexual.

LINEAS DE ACCIÓN

•          Profundizar los planes específicos de prevención de trata de personas y agresiones machistas. La violencia de género se produce y reproduce en el marco de unas estructuras culturales de carácter patriarcal. Como primer paso para hacer frente a esta violencia estructural –que puede ser física y/o sicológica– conviene llevar a cabo importantes programas de sensibilización, destinados a distintos públicos: población en general, jóvenes y adolescentes, mujeres víctimas de agresiones, niños y niñas, ancianos, etc. Es necesario empoderar a las mujeres para el ejercicio de sus derechos, como pareja, como madre, como compañera, como jefa de hogar, pero también trabajar las masculinidades para definir espacios y responsabilidades compartidos en la vida del hogar y el trabajo, sin que esto signifique una pérdida de identidad.

•          Fomentar una cultura que promueva relaciones igualitarias y que rechace actos violentos contra las mujeres en los medios de comunicación masivos (cine, telenovelas, videojuegos, etc).  La pregunta número 9 de la Consulta Popular de 2011 estableció el nombramiento de un consejo de regulación que norme la programación de los medios de comunicación en cuanto a la difusión de contenidos violentos, explícitamente sexuales y discriminatorios.

•          Crear en los cuerpos policiales unidades especiales de acompañamiento a las víctimas de violencia de género. Quien ha sido víctima de una agresión sexual o de violencias en la pareja o la familia, requiere una acogida especializada y sensible a la problemática por parte de los cuerpos de seguridad.

•          Profundizar en la colaboración entre profesionales del ámbito de la salud, la justicia y policiales para detectar casos y actuar frente a este tipo de violencia. Contar con un  sistema judicial especializado para receptar denuncias y dar curso para su tratamiento legal, y mediante la creación de protocolos coordinados de actuación.

•          Consolidar procesos de tratamiento sicológico para maltratadores en el ámbito penitenciario y fuera de él.

•          Fomentar la implicación de la comunidad en la erradicación de la violencia. La formación de entidades sociales puede ayudar a la detección de este fenómeno, así como también al acompañamiento de las víctimas. La comunidad puede actuar como agente importante para alertar sobre la práctica de este tipo de violencias a fin de neutralizarlas. El consejo de participación social es un buen instrumento de seguimiento desde la sociedad.

•          Establecer procedimientos policiales para denunciar delitos motivados por la opción sexual-afectiva o de la identidad de género de la víctima, así como también dar acompañamiento a las víctimas, como respuesta a la discriminación y agresión a las personas que forman parte de los colectivos gays, lesbianas, bisexuales , transexuales e intersex. Estos casos son poco denunciados y las autoridades públicas deben incentivar su denuncia, en contacto con las organizaciones sociales.

•          Trabajar en distintos campos para garantizar los recursos materiales y simbólicos de una vida plena: acceso a la vivienda, al trabajo, a la educación, a la salud, etc. La violencia de género se perpetúa en muchos casos por la falta de autonomía real de las mujeres, por una desigualdad en las posibilidades y capacidades para decidir libremente sobre el desarrollo de su vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 35propuestas, revolución justicia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Propuesta 19. ¡Vida libre de violencia y discriminación! Erradicar la violencia contra las mujeres

  1. Mercedes dijo:

    Es un conjunta de causas y consecuencias que nos impide crecer como pareja, como madre, como compañera, como jefa de hogar, pero también definir espacios y responsabilidades compartidos en la vida del hogar y el trabajo, sin que esto signifique una pérdida de identidad. El día que decidamos gritar a los 4 vientos y romper esa cadena que se llama miedo es cuando las mujeres vamos a ser libres, terminemos con el irrespeto contra las mujeres en los medios de comunicación (cine, telenovelas) es necesario que dentro de estos programas el hombre ocupe su lugar, decía mi abuela el hombre debe de ser varón desde la pisada. También se trata de cultura, de valores.” Pierde el miedo tu vales mucho”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s