Propuesta 13. ¡Nunca más el derecho a la salud como privilegio!

FOTOS-PLAN-13

Una salud con calidad y calidez para  posibilitar un desarrollo integral de todos y todas las ecuatorianas

Los procesos de salud y enfermedad han tendido a priorizar las acciones curativas por sobre las preventivas, y se han centrado más en el individuo que en su entorno. La Revolución Ciudadana trabaja para intervenir, de una manera amplia y decidida, sobre todos los factores que están determinando su salud, para garantizar los derechos constitucionales del Buen Vivir. El ser humano no puede entenderse aislado de su entorno, de su historia, de su tiempo, de sus sentires y de sus saberes; por eso planteamos que se fortalezca la concepción y la práctica de las políticas de salud.

“La salud es un derecho que garantiza el Estado, cuya realización se vincula al ejercicio de otros derechos, entre ellos el derecho al agua, la alimentación, la educación, la cultura física, el trabajo, la seguridad social, los ambientes sanos y otros que sustentan el Buen Vivir. El Estado garantizará este derecho mediante políticas económicas, sociales, culturales, educativas y ambientales;   y el acceso permanente, oportuno y sin exclusión a programas, acciones y servicios de promoción y atención integral de salud, salud sexual y salud reproductiva. La prestación de los servicios de salud se regirá por los principios de equidad, universalidad, solidaridad, interculturalidad, calidad, eficiencia, eficacia, precaución y bioética, con enfoque de género y generacional.” (Artículo 32, Constitución de la República).

La salud no es un fin en sí mismo, sino un instrumento para alcanzar el Buen Vivir. Para incidir sobre los determinantes de la salud ésta debe estar presente en todas las políticas.  Trabajaremos para reforzar las acciones en este campo.

LINEAS DE ACCIÓN

•          Poner en el centro del Sistema Nacional de Salud Pública la promoción y la prevención de la salud, la atención integral, familiar y comunitaria, con base en la atención primaria. Trabajaremos para prevenir enfermedades impulsando el cambio de los determinantes  sociales, la promoción de una vida activa, de una alimentación saludable y equilibrada, y  de un ambiente sano. Fortaleceremos el primer nivel de atención con la construcción de más de 500 centros de salud a nivel nacional.

•          Consolidar la Red Pública Integral en Salud. Una red pública permitirá mejorar la eficiencia del sistema, evitando la duplicación de infraestructura y servicios. De este modo, la prestación de servicios será más accesible y equitativa. Fortaleceremos el sistema de referencia entre instituciones de la red pública (Ministerio de Salud Pública, Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Fuerzas Armadas, Policía) y la red privada, garantizando el acceso y optimizando el uso de todos los recursos disponibles en el país. Profundizaremos en la prestación de la atención pre-hospitalaria, vinculando todas las ambulancias públicas y privadas al Sistema Integrado de Seguridad 911 (SIS-ECU 911).

•          Fortalecer los procesos desconcentrados en el territorio y su articulación intersectorial. Una condición obligatoria para que un modelo basado en atención primaria funcione es el compromiso de todos los actores. La intersectorialidad garantiza que las intervenciones planificadas en los territorios den respuestas integrales. Pondremos en marcha los 140 distritos de salud; llegaremos a todo el territorio con atención de calidad.

•          Establecer equipos móviles de Atención Integral de Salud para llegar a todos los territorios. Integraremos al menos 2.000 técnicos en Atención Primaria en Salud (TAPS) que trabajen en sus propias comunidades, con pertinencia cultural y lingüística.

•          Desarrollar una política de promoción de la salud sexual y reproductiva, a fin de garantizar el derecho a tomar decisiones libres, informadas, voluntarias y responsables sobre su sexualidad. Daremos prioridad al trabajo con población adolescente y joven. Consolidaremos  una adecuada política y programas para la prevención de los embarazos adolescentes.

•          Lograr plena calidad en la atención. Tan importante como la cobertura y la gratuidad es la calidad y calidez de los servicios. Velaremos porque todos los actores del sistema cumplan con las regulaciones y los estándares de calidad. Trabajaremos para cumplir el estándar de dos camas hospitalarias por cada 1.000 habitantes en todo el territorio nacional.

•          Fomentar que el ciudadano deje de ser un observador pasivo para convertirse en un actor activo y deliberante, consciente de sus deberes y de sus derechos. Reforzaremos la corresponsabilidad y la veeduría ciudadana. Implementaremos comités de usuarios y usuarias, brigadas de transparencia y consejos ciudadanos en el territorio.

•          Lograr que los profesionales de la salud sean reconocidos en función de su experiencia, capacitación y desempeño. Formaremos al menos 1.500 especialistas en medicina familiar y comunitaria para incrementar la capacidad resolutiva del primer nivel de atención en todos los centros de salud. Ampliaremos el proceso de docencia a todos los hospitales públicos e incrementaremos la capacidad nacional de formar profesionales de la salud. Así mismo, se direccionarán las especialidades médicas en función de los requerimientos del Estado.

•          Impulsar un enfoque intercultural en el sistema de atención médica, mediante la incorporación y el reconocimiento de medicina tradicional y alternativa.

•          Garantizar el acceso soberano a medicamentos que deben ser entendidos como un bien público al alcance de todos. Trabajaremos para que la política de medicamentos se sustente sobre las necesidades sanitarias nacionales y recomendaciones basadas en la evidencia científica. Fortaleceremos la empresa pública de fármacos para impulsar la producción y uso de medicamentos genéricos. Incrementaremos el acceso a medicamentos para enfermedades raras y catastróficas. Se asegurará el acceso a los medicamentos esenciales mediante el sistema de fijación de precios.

•          Fortalecer la vigilancia y el control sanitario. Implementaremos un sistema de control post registro de alimentos y medicamentos para garantizar su calidad. Renovaremos el sistema de inspección sanitaria con procesos automatizados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 35propuestas, revolución social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s