Revolución social

La política social pagó los platos rotos del neoliberalismo. En esa época de ingrata recordación fueron dejados de lado la ciudadanía y los conceptos  como universalidad, eficiente prestación de servicios públicos, corresponsabilidad, garantías y derechos. Para quienes gobernaron en ese momento, el ciudadano se convirtió en un sujeto manipulable y presa de las clientelas politiqueras.  Recordemos el terrible suceso de un alto funcionario del ex ministerio de Bienestar Social, durante el gobierno de Lucio Gutiérrez, disparando a ciudadanos indefensos desde un edificio donde debían construirse las políticas públicas sociales del país. Fue la miseria de la teoría y el reinado de la “pobretología”,  con la cual se lucraron los organismos internacionales de crédito.

La separación de la política social de la económica y productiva fue una de sus estrategias privilegiadas. La austeridad y los compromisos asfixiantes de la deuda externa redujeron la inversión social a sus niveles más bajos. La política social neoliberal se desarrolló y se ejecutó desde una para-institucionalidad: unidades ejecutoras de proyectos financiados por la gran banca de cooperación.

La política social fue definida y ajustaba en los formatos de las “cartas de intención” de los créditos de estabilización macroeconómica y ajuste estructural. La atención estatal se centró en la privatización, la liberalización y la desregulación, jamás en una política social con enfoque de derechos.

En el gobierno de la Revolución Ciudadana la ruptura con esa visión es evidente y radical. Apostamos por una política social con perspectiva universal, pero que reconozca todas las diversidades y que tenga enfoque de derechos. Nuestra Constitución abandonó la idea de sujetos vulnerables y concibe a los hombres y mujeres de la Patria, como ciudadanos con igualdad de derechos.

Rompimos con la concepción del desarrollo como progreso y crecimiento económico y construimos el régimen del Buen Vivir. Nuestro gobierno no ha consolidado una nueva política social, ha realizado una revolución social y sus resultados son evidentes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en revolución social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s