Propuesta 7. ¡La economía al servicio de los pueblos!

Orientar la política comercial al desarrollo económico y social del Ecuador

El Ecuador impulsa nuevos modos de producir, consumir, comercializar, organizar la vida y convivir, poniendo la economía al servicio del ser humano.

El diseño y aplicación de políticas de búsqueda de nuevos mercados, herramientas comerciales y acuerdos de negociación deben buscar el desarrollo de las industrias nacionales, de manera que generen externalidades positivas y favorezcan encadenamientos productivos para aumentar la productividad sistémica y evitar la amenaza a nuestras áreas sensibles.

Apoyaremos de forma prioritaria a aquellas industrias que permitan diversificar la oferta exportable y resulten en una canasta de productos de mayor valor agregado. Mediante una estrategia de diversificación de nuestros productos de exportación, concatenada al proceso de transformación de la matriz productiva y a la corrección de situaciones de concentración de mercado, contribuimos al fortalecimiento industrial de nuestro país y creamos oportunidades para la inserción comercial de productores y exportadores, no solo para micro, pequeñas y medianas empresas y actores de la Economía Popular y Solidaria, sino también para las grandes empresas.

Bajo esta visión, el Ecuador rechaza modelos reduccionistas como los tratados de libre comercio (TLC) que promueven los intereses de las grandes transnacionales y los grupos domésticos de poder. Fomentamos los acuerdos comerciales para el desarrollo (ACD). Este nuevo instrumento se constituye como una alternativa necesaria, en tanto nos protege de los efectos nefastos del intercambio basado en las asimetrías de poder, mediante la introducción de cláusulas como la preservación de sensibilidades productivas, la cooperación para el comercio y la salvaguardia para el desarrollo.

En consecuencia con los esfuerzos realizados en aras de una robusta integración regional, los países vecinos de Latinoamérica son ahora nuestros socios productivos prioritarios, lo cual redunda en el fortalecimiento del tejido económico, de comunicaciones y de intercambio en la región. Requerimos una integración regional basada en nuestras potencialidades y en el intercambio complementario con nuestros países vecinos.

“Falta apoyo al pequeño productor, los monopolios han detenido la productividad de los pequeños productores por la concentración de la tierra y del agua, el acceso a los recursos y los mercados es limitado, Es necesaria la inversión estatal para industrializar productos primarios en el mismo territorio mediante la creación de empresas agropecuarias solidarias y crear el sistema nacional de comercialización de alimentos, eliminando la cadena de intermediación)”. Zoila Hernández Basantes, Asociación de Mujeres Colta-Chimborazo.

LÍNEAS DE ACCION

•             Avanzar en el diseño de una política comercial soberana y articulada a los procesos económicos, sociales y culturales nacionales, y hacia el objetivo de un cambio de la matriz productiva interna, para consolidar los mercados externos existentes y re-direccionar el comercio exterior hacia países en los cuales los productos ecuatorianos puedan insertarse en forma estratégica.

•             Consolidar la integración regional como una herramienta para encontrar mercados que estén acordes con el nivel tecnológico de nuestro sistema productivo y con la inserción de la producción nacional en cadenas productivas regionales. Deben fortalecerse las capacidades de inteligencia comercial y de mercado para conocer las tendencias internacionales, a fin de retroalimentar las políticas productivas y tecnológicas para aprovechar las oportunidades existentes en los distintos mercados a nivel mundial.

•             Impulsar el comercio Sur-Sur dando prioridad a la región. La cercanía geográfica y cultural reduce los costos de transacción, lo cual facilita y optimiza el intercambio comercial. Un fortalecimiento de los mercados regionales reduce los riesgos de las crisis sistémicas.

•             Promover un comercio justo, responsable y solidario, que priorice la complementariedad económica, comercial y productiva de carácter regional y fomente la reversión de las inequidades existentes en el comercio mundial.

•             Otorgar financiamiento para la promoción de exportaciones mediante un banco de comercio exterior con crédito, garantías de exportación y seguro de exportación. Facilitar el comercio exportador a través de la reducción y simplificación de trámites.

•             Fortalecer el Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones (PROECUADOR), para potenciar la gestión pública de la exportación, corregir las situaciones de concentración del mercado exportador y democratizar de forma efectiva el comercio exterior, mediante el apoyo y la capacitación a los MIPYMES Y AEPYS (Actores de la Economía Popular y Solidaria);   así como informarde manera permanente a los exportadores sobre los mercados que están abiertos ya sea por barreras arancelarias baja o por acuerdos comerciales suscritos.

•             Impulsar una estrategia para atraer inversiones productivas extranjeras que permitan la transferencia de conocimientos, la desagregación e innovación tecnológica, en concordancia con los objetivos nacionales y la legislación interna, bajo la lógica de una rentabilidad justa, el pago de impuestos, y la no externalización de costos ambientales.

•             Conformar empresas públicas y mixtas grannacionales para coordinar la demanda pública supranacional. Llevar a cabo emprendimientos productivos e iniciativas en sectores estratégicos a nivel regional.

•             Seguir impulsando la conformación de mecanismos de solución de diferencias dentro de organismos multilaterales del Sur, que al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial (BM).

•             Rechazar negociaciones en ámbitos multilaterales y bilaterales que en nombre de la “no discriminación” (Trato Nacional y Nación más Favorecida) signifiquen de hecho el abandono del Trato Especial y Diferenciado (TED), comprometido por los países desarrollados a los países en desarrollo (Cláusula Habilitación OMC).

•             Rechazar cualquier presión o condicionamiento para que el Ecuador firme Tratados de Libre Comercio o acuerdos disfrazados.  El Ecuador profundizará sus lazos productivos con países que no pongan en riesgo la soberanía económica y el régimen del Buen Vivir.

•             Desplegar una estrategia proactiva en las negociaciones comerciales, extendiendo la utilización del mecanismo ACD (Acuerdos Comerciales para el Desarrollo), con énfasis en la complementariedad y consideración de las asimetrías, así mismo, no debe estar sujeto a negociación compras públicas, propiedad intelectual y la renuncia a aplicar salvaguardias.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 35propuestas, revolución económica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s